Fecha de publicacion: 2022-08-24 10:44:08 AM / Categoria:
Hermana de estanciero asesinado en falso robo “donó” R$1 mil a empleada dos días antes del crimen
En su testimonio, la mujer dijo que este y otros traslados los hizo por "agradecimiento"

La muerte del ganadero Andreia Aquino Flores, ocurrida el 28 de julio, en un condominio de lujo ubicado en el barrio Chácara Cachoeira, en Campo Grande, aún está rodeada de misterios respecto al pago que los tres imputados aseguraron recibir después de los hechos.

TopMídiaNews tuvo acceso exclusivo al testimonio de Jussara Aquino Flores Fernandes, de 40 años, hermana de la víctima, acusada por el trío de que recibirían R$ 50.000 de ella si lograban que Andreia firmara un documento en el que renunciaba a transferir casi 1 8.000 cabezas de ganado que estaban en la finca de Jussara, para otra propiedad.

También según lo informado por Jussara, los animales provienen de un reparto de bienes, provenientes de la herencia de un miembro de la familia.

Relación de años

La relación con Lucimara, una de las involucradas en el crimen, data de 2003, cuando la mujer trabajaba en la casa de Jussara hasta 2009, en Ponta Porã.

Sin embargo, en 2017 volvió a trabajar con su familia, pero esta vez en Campo Grande. Sin embargo, fue despedida después de chocar el auto de su jefe dentro del condominio donde vivía.

También afirmó que mientras Lucimara trabajaba en su casa, hubo algunas desapariciones de valores de la casa, pero no podía acusarla, ya que había otros empleados trabajando en la residencia.

Además, Lucimara trabajaba como niñera del hijo de Jussara, que tiene necesidades especiales. Más tarde, Lucimara comenzó a trabajar con Andreia.

disputa judicial

Mientras tanto, la víctima interpuso una demanda, interpuesta en marzo de este año, obligando a su hermana a entregar las cabezas de ganado. Inicialmente, se suponía que los animales serían entregados en una propiedad, pero, debido a un problema con la documentación, cambió la dirección de destino.

Las 1.792 cabezas de ganado debían trasladarse a la nueva ubicación a fines de junio. Sin embargo, la hermana de Andreia quería que ella firmara un acuerdo de ratificación, estableciendo que “después de la entrega de los animales, no habría cobro por otros valores”.

Jussara dijo que su hermana era "muy vulnerable" y que tenía miedo de cambiar de opinión durante el proceso.

En algunos intentos de que Andreia firmara el documento, Lucimara jugó un papel de "puente" entre recibir el papel y llevárselo a la víctima.

Servicio prestado

Jussara también afirmó que Lucimara la contactó el 20 de julio, ofreciéndole entregar el documento y que, esta vez, Andreia firmaría el acuerdo. Sin embargo, ella dijo que no respondió y lo dejó pasar.

El 26 de julio, el empleado volvió a buscar a la mujer, a través de contacto telefónico, ofreciéndose nuevamente a llevarle el documento, diciendo además que el patrón necesitaba “ser interdicto”.

En ese momento, Lucimara pidió dinero para convencer a Andreia de firmar el documento, y Jussara dijo que ofreció la cantidad de R$ 50.000 para que se hiciera la solicitud.

También aseguró que no recuerda que la acusada dijera que "dar un susto" a la víctima, pero que en ningún momento habló de simular robo o cualquier otro acto de violencia.

Ayuda humanitaria

Jussara también afirmó que le dio dinero a la empleada en varias ocasiones por “agradecimiento”, ya que ayudó a cuidar a su hijo con necesidades especiales, y que la mujer siempre pasaba por dificultades económicas.

El 26 de julio, dos días antes del incidente, se realizó una transferencia por valor de R$ 1.000 que, según ella, se utilizó para pagar la cuenta de energía de los familiares del sospechoso, ya que había sido recortada.

Acusados ​​ante la Corte

Pedro Benhur Ciardulo, de 20 años, Lucimara Rosa Neves, de 43, y Jéssica Neves Antunes, de 24, se convirtieron en imputados en el tribunal de Mato Grosso do Sul, acusados ​​de matar al ganadero Andreia Aquino Flores, el 28 de julio, en un condominio de lujo ubicado en la Chácara Cachoeira barrio, en Campo Grande.

Según los abogados del niño, Pablo Chaves, Bruno Ferreira y Anielton Camargo, la denuncia por el delito de hurto fue admitida la semana pasada.

A partir de ahora, todos los involucrados en el crimen, incluidos los testigos, deben ser oídos por el juez para que pueda tomar una decisión final sobre el caso. El proceso continúa en secreto judicial.

Jussara no es nombrada por la policía como involucrada en el crimen, solo como testigo. Fuente: topmidianews.com.br/

.


PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
CONTACTO
 
2017 - 2022 MBYKYMI NOTICIAS - Todos los derechos reservados